QUISTE EPIDERMOIDE

¿Qué es?

El Quiste Epidermoide cerebral o colesteatoma es un tumor benigno que deriva de las células de la piel que se quedan acantonadas en una parte del cerebro y van creciendo lentamente comprimiendo las estructuras cerebrales. Son muy infrecuentes y suponen solo un 1% de los tumores intracraneales.

La localización más frecuente a nivel intracraneal es en las cisternas de la base de cráneo, en concreto en el ángulo pontocerebeloso. Esta localización corresponde a un espacio entre una parte del tronco cerebral (puente o protuberancia) y el cerebelo, donde habitualmente hay líquido cefalorraquídeo que se sustituye por las células de este tumor.

quiste epidermoide

CAUSAS

Se desconoce la causa del quiste epidermoide. Algunos autores lo consideran más como lesiones congénitas (aparecen desde el nacimiento) que como tumores verdaderos, aunque se comporten como tal, debido a que van creciendo lentamente.

SÍNTOMAS

Los síntomas están directamente relacionados con la localización intracraneal del tumor. En el caso de los más frecuentes, los de ángulo pontocerebeloso, los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor de cabeza (diferente del habitual)
  • Visión doble
  • Dolor en una mitad de la cara
  • Pérdida de audición
  • Inestabilidad al caminar
  • Disminución de fuerza en una mitad del cuerpo
  • Disminución de sensibilidad en una mitad del cuerpo

DIAGNÓSTICO

La mejor prueba radiológica para estudiar un quiste epidermoide es la resonancia magnética (RM) cerebral. En concreto, una de las secuencias de la RM ayudan a ver la extensión del tumor: DWI o difusión. Se puede completar el estudio con una tomografía computerizada (TC) craneal para estudiar mejor la anatomía ósea. En ocasiones se realizan otras pruebas como una audiometría o unos potenciales evocados somatosensoriales para estudiar la afectación de las estructuras nerviosas que puede comprimir el tumor.

TRATAMIENTO

El único tratamiento efectivo que existe para el quiste epidermoide es la cirugía. Únicamente en casos en los que el tumor se ha diagnosticado por casualidad o no produce ningún síntoma, se puede realizar observación, mediante la realización de RM cerebral periódicas.

Descripción de la cirugía

En los casos de quistes epidermoides en ángulo pontocerebeloso, el abordaje quirúrgico más utilizado es una incisión por detrás de la oreja, realizar una apertura en el hueso (craneotomía) y mediante la separación cuidadosa y bajo microscopio del cerebelo respecto al hueso, se consigue llegar al tumor y extirpar el tumor sin daño cerebral asociado. Es una cirugía muy compleja y delicada por lo que un equipo experto en cirugía de base de cráneo con dominio de la técnica microquirúrgica, que utilice las nuevas técnicas de monitorización intraoperatoria y la neuronavegación sin duda mejora los resultados de la cirugía.